3 comentarios

José Joaquín Romero y Fernández Landa

 Por petición popular, hoy toca homenajear a unos de los más ingenieros navales españoles.

José Joaquín Romero y Fernández Landa (1736-1807).

Teniente General de la Real Armada Española.

Ingeniero General de la Marina.

Caballero profeso de la militar Orden de Santiago

Marino español y primer Ingeniero Naval de la Real Armada Española.

Nació en Galaroza (Huelva) el 27 de Mayo de 1735 y muerto en Madrid en 1807.

José Joaquín Romero de Landa

José Joaquín Romero de Landa

Alcanzó el grado de teniente general y fue también ingeniero general de la Real Armada.

Inició su carrera militar en el arma de caballería, cuando ingresó en 1752.

Dos años más tarde, en 1754, su vocación marinera le llevó a obtener plaza de guardia marina. Hasta 1765 tuvo varios destinos embarcados en diferentes embarcaciones, tanto navíos como fragatas.

Durante este tiempo surcó el Mediterráneo y el Atlántico.

En el año de 1765, se le destinó, bajo las órdenes del arquitecto naval Francisco Gautier, al astillero real de Guarnizo, en Santander. Allí permaneció hasta 1768 cuando se le dio orden de traslado a El Ferrol.

Principe de Asturias

Principe de Asturias

En este destino se aplicó en la construcción naval y siguió las pautas teórico constructivas de la denominada escuela inglesa. Allí permaneció a las órdenes de Pedro Castejón. Éste tenía el cargo de inspector general de arsenales y José Joaquín Romero y Fernández Landa le acompañó entre 1773 y 1774 en comisión por los diversos arsenales españoles. El viaje tenía como misión instaurar en los diversos astilleros las nuevas ordenanzas que se instauraron sobre la construcción naval.

Cuando finalizó el viaje de comisión en 1774, fue nombrado comandante de ingenieros en el Departamento Marítimo de Cartagena; en este destino permaneció hasta 1777, cuando nuevamente recibió destino en El Ferrol, donde desempeñó el mismo puesto que en Cartagena hasta 1782.

Principe de Asturias

Principe de Asturias

En ese año, sin abandonar su destino ferrolano, recibió como interino el cargo de ingeniero general, tras la muerte de Francisco Gautier.

Fue en este periodo cuando redactó el Reglamento de maderas necesarias para la fábrica de los baxeles del Rey, que se imprimió en 1784. Dicho reglamento entró en vigor en la Real Armada con carácter oficial; también en ese año recibió el encargo de construir un navío que debía ser armado con setenta y cuatro cañones, muy manejable, velero y de grandes cualidades marineras.

Principe de Asturias

Principe de Asturias

El encargo permitió el diseño y construcción del navío San Ildefonso, que prestó sus servicios entre 1785 y 1805. El barco resultó de unas características tan notables que mediante una real orden se ordenó que su diseño fuese el modelo para la construcción de un tipo completo de fragatas, las del tipo San Fulgencio, que armaban hasta treinta y cuatro cañones.

Debido a los méritos del diseño, José Joaquín Romero fue ascendido en 1786 a ingeniero general de la Real Armada. En este cargo construyó los que en su época se consideraron los mejores navíos, como el Santa Ana, Navío Reina María Luisa, etc, que tenían tres puentes y armaba ciento doce cañones. Sin embargo, el considerado como navío perfecto fue el Montañés, de setenta y cuatro cañones y que fue construido en El Ferrol de 1794.

Principe de Asturias3

Principe de Asturias

Por sus desvelos y prolijo trabajo se construyeron los siguientes buques, Santa Ana, Mejicano, Conde de Regia, Real Carlos, Salvador del Mundo, Reina Maria Luisa, Príncipe de Asturias (su obra maestra) y San Hermenegildo. Todos ellos de tres puentes y 112 cañones iniciales.

Los San Idelfonso, San Telmo, Intrépido, Infante don Pelayo, Conquistador, San Francisco de Paula, Europa y Monarca de dos baterías y 74 cañones.

Los San Fulgencio, San Leandro y San Pedro Alcántara de dos baterías y 64 cañones.

Principe de Asturias

Principe de Asturias

Mas las regatas Soledad, Perla, Mahonesa, Preciosa, etc.

En 1795 se le ascendió al grado de teniente general.

Retirado, falleció en Madrid en 1807.

 

Desde aquí agradecer a Don José Romero de Avila Tránchez,  modelista naval, especialista en buques modernos a escala, sus fotografías y su apoyo incondicional.

 

Autor Hugo Martínez Alonso.

Si te ha gustado el post, compártelo o deja un comentario. Gracias .

Anuncios

3 comentarios el “José Joaquín Romero y Fernández Landa

  1. Interesante personaje Hugo, eres un gran amante del mar

    Me gusta

  2. […] José Joaquín Romero y Fernández Landa (1736-1807). […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: